Etiquetas

#AgendaDePeriodistas (1) #NoMeDigasGuapa (1) abuso policíaco (1) aclaración (1) acoso (1) AGN (1) ALDF (1) Alejandro Encinas Rodríguez (1) Alexandra Wallace (1) Alfredo Herrera Patiño (2) Alonso Lujambio (1) Angélica de la Peña (1) Animal Político (1) animalismo (2) anónimos (1) Argentina (2) Arthur Lee (1) asiáticos (2) Babelia (1) Bernardo Bertolucci (1) Blackface (1) Brozo (1) Cabecita negra racista y cobarde (3) Callo de Hacha (1) Canal del Congreso (1) Carlos Loret de Mola (1) CDHDF (6) censura (3) Chile (2) Christopher Domínguez (1) Christopher Tuckwood (1) Ciberacoso (1) CIDE (1) CIDH (2) CinePremiere (1) Cisen (3) CNDH (1) Comisión Bicamaral Canal del Congreso (1) Conapred (5) conflicto de interés (2) Consuelo Sáizar (1) Conte Biancamano (1) coreanos (2) Corina Courtis (1) corrupción en México (1) Daniel Bisogno (1) Daniel Moreno Chávez (1) Datos Personales (1) Defensor del Lector (1) Defensora del Lector (1) denuncia (1) Derechos Humanos (1) deshonestidad escritural (1) deshonestidad periodística (1) Dietrich Fischer-Dieskau (1) Digna Ochoa (1) Discriminación (1) Eduardo Bohórquez (1) Eduardo Medina Mora (1) Efectos secundarios (1) El huésped (1) El Mundo de Alycia (1) EL PAÍS (1) El Sol de Iquique (2) El Último Tango en París (1) El Universal (1) El vano ayer (1) Elena Garro (5) Elena Poniatowska (1) Elisabeth Schwarzkopf (1) Emiliano Zapata (1) Emilio Álvarez Icaza (3) Emmanuel Carballo (1) Enrique Peña Nieto (2) Epigmenio Ibarra (1) Es la Hora de Opinar (4) escritoras (1) espía (1) estereotipo racista asiaticos (1) Etcétera (1) Excélsior (3) Fabio Hua Fang (1) Feminismo (1) FEMOSPP (2) Fernando del Paso (1) Fernando Iwasaki (4) Final de Partida (programa TV) (1) Fondo de Cultura Económica (2) Forever Changes (1) ForoTV (2) fraude periodístico (2) Gabriel Zaid (2) Gonzalo Celorio (1) Google México (1) Guadalupe Nettel (1) Héctor de Mauleón (1) Helena Paz Garro (1) Hilda Téllez Lino (3) hipocresía (1) Humberto Musacchio (1) IFAI (4) Ingmar Bergman (1) intelectuales (2) intelectuales mexicanos (1) Isaac Echinedu (1) Isaac Rosa (2) Jacqueline Peschard Mariscal (2) James Cavallaro (1) Jan Martínez Ahrens (1) Javier Esteinou Madrid (1) Javier García-Galiano (1) Javier Tello (2) Jesús Rodríguez Zepeda (1) Joaquín Díez Canedo (1) John Lennon (1) José Antonio Aguilar Rivera (1) José Carreño Carlón (2) José Luis Luege Tamargo (2) José Luis Martínez S. (4) Jota (José) Linderos (1) Jota Linderos (1) Julio Cortázar (1) Julio Patán (1) La Razón (1) Laberinto (5) Laura H S (1) Leo Zuckermann (3) Letras Libres (1) Ley3de3 (1) leyenda urbana (1) lied (1) Lola Galán (1) Los Angeles Times (1) Love (1) Lucía Melgar (1) Lucy in the Sky with Diamonds (1) Lucy Vodden (1) Luis Buñuel (1) Luis de la Barreda Solórzano (6) Luis de Llano Macedo (3) Luis González Placencia (1) Marcelo Ebrard (1) Marco Levario Turcott (1) María Marván Laborde (1) Maria Schneider (1) Marlon Brando (1) Martha Lucía Micher Camarena (1) Martin Luther King (1) Metro DF (1) Michelangelo Antonioni (1) Milenio Diario (5) movimiento estudiantil 1968 (1) Nexos (3) Nicolás Alvarado (2) nigeriano (1) Óscar Espinosa Villareal (1) Pascal Beltrán del Río (2) Paulo Vannuchi (1) Paulo Vanucchi (1) Pedro Salazar Ugarte (1) Periodismo (1) periodismo declarativo (1) perro Clinton (2) perros primero (1) Pilar Noriega García (1) plaqueta (1) Priscilla Pizarro (1) racismo (8) racismo en México (8) racista (1) Rafael Cabrera (1) Rafael Pérez Gay (1) Rafael Tovar y de Teresa (1) Raúl Trejo Delarbre (2) Reforma (1) reseña (1) Ricardo Bucio (2) Ricardo Bucio Mújica (2) Ricardo Monreal Ávila (2) Rita Macedo (1) Roberto Escudero (1) Rodrigo Gutiérrez Rivas (1) Rosa Beltrán (10) Santiago Creel Miranda (2) Senado (1) simulación en México (1) Tamara de Anda (2) Televisa (1) Thomas Quasthoff (1) Toronto Star (1) Tracy Wilkinson (1) Transparencia Mexicana (1) Twitter (1) UCLA (1) UNAM (3) Virgilio Caballero (1) viveza criolla (1) Yahoo México (1)

miércoles, 4 de septiembre de 2013

Denuncia de ciberacoso con copia al "superior" Raúl Trejo Delarbre






Denuncia de ciberacoso:


Mi nombre es Tomoo Terada, escritor mexicano, otros datos personales sólo los proporcionaré de forma personal en el domicilio que me señalen para levantar formalmente la denuncia y ratificar el contenido de este correo, que envío porque tuiteé a la cuenta de Twitter @SSP_Cibernetica y se me indicó que escribiera a esta cuenta de correo.

Debo limitarme a aspectos muy generales, sin poder enviar toda la información tal como se me pidió, porque he sido orillado a tener que enviar copia de este correo, primer contacto con ustedes, al señor Raúl Trejo Delarbre, un académico de la UNAM, analista sobre los medios de comunicación, por las razones que expondré a lo largo del mismo. Y puesto que no puedo confiar en una honestidad que dicho señor Trejo Delarbre muestra no tener tampoco puedo confiar en su discreción, por lo que esta comunicación a ustedes no puedo hacerla sólo de su exclusivo conocimiento, expuesta a un mal uso, sino que entonces debo hacerla pública en mi blog personal “Conte Biancamano” [teradatomoo.blogspot.com].

Desde hace tiempo he estado recibiendo anónimos (los llamo así aunque la mayoría de estos mensajes quienes los envían utilizan pseudónimos). Estos anónimos lo mismo han contenido insultos, varios de ellos con claro sentido racista, que amenazas las cuales han incluido veladas amenazas de muerte que en un momento afirman es mejor que yo no sepa “lo que me espera” que luego, condescendientemente, me perdonan la vida porque de nada les sirvo si estoy “en el infierno”.

Me han llegado en tres formas: como comentarios a las entradas de mi blog personal; como correos enviados desde distintas cuentas de correo; y como comentarios públicos en las entradas de los blogs de otras personas, incluso no mexicanas, utilizando el pseudónimo “Laura” o “Laura HS” para tratar de hacerlos pasar como comentarios críticos legítimos.





En el blog he expresado mi sospecha de que este acoso tenga un origen político y que estos anónimos sean enviados por el Cisen, el Centro de Investigación y Seguridad Nacional, así sea por fuera de sus oficinas para dar la impresión de que sólo se trata de “un asunto entre particulares”, pues he realizado varias denuncias públicas en la prensa acerca de la presencia ilegal de su personal en el Archivo General de la Nación, apoderados también ilegalmente del fondo documental referente a los llamados crímenes del pasado como el 68, el Halconazo y la Guerra Sucia, fondo documental el cual cual debería haber servido para hacer justicia en cuanto a esos crímenes:







Que no hubiera respuesta y mucho menos un desmentido por parte del Cisen respecto a estos hechos denunciados públicamente claramente indica que hubo y hay el interés de minimizar, "ningunear" mi denuncia porque no les es posible dar una respuesta pública que no los ponga en evidencia. Y de lo anterior no es irrazonable pensar que en el Cisen haya personas inclusive a nivel de funcionarios quienes estén molestas conmigo y tengan el interés en dañarme y desacreditarme por andar de “chismoso”.

Y por ejemplo, en uno de los anónimos que anteriormente recibí se afirmaba que alguien que me conocía les había proporcionado mi domicilio a quienes envían los anónimos. Al poco tiempo descubrí que el Archivo General de la Nación (en ese momento sin siquiera personalidad jurídica propia y del cual, a través de solicitudes de información, obtuve la primera información que comprobaba la ilegalidad de la presencia del Cisen en sus instalaciones) había puesto mis datos personales en línea, sin haberme informado y menos solicitado autorización para difundirlos. Tal como lo denuncié en la nota periodística más reciente tuve que presentar queja en el IFAI y acudir personalmente a las oficinas de Google para resolver eso. ¿Pura casualidad?

Los intentos de intimidación se han dado también ya fuera del mundo en línea, lo que incluyó una provocación para involucrarme en un pleito callejero estando en absoluta desventaja numérica, pero hechos de los que hayan quedado rastros que sirvan como pruebas de que hay algo “raro” en todo esto son tanto el envío de los anónimos como de la difusión ilegal en línea de mis datos personales por parte de la Secretaría de Gobernación.

Copio y pego después del final de este este mensaje, más abajo, el anónimo más reciente, que es representativo del tono de la mayoría de ellos. Burlón e insultante, con una supuesta crítica a los defectos que se me inventan, utilizando mentiras y omitiendo y alterando hechos a conveniencia, justamente como hace el mencionado señor Raúl Trejo Delarbre en las réplicas que me ha enviado al blog.

Explico que debo enviar copia de este correo a ustedes al  señor Trejo Delarbre porque se le nombra desde el título de la entrada en la que se ingresó el anónimo [teradatomoo.blogspot.mx/2013/08/respuesta-publica-raul-trejo-delarbre.html]. La entrada se refiere a la deshonestidad del señor Trejo, quien intentó la defensa oficiosa de su amigo Luis de la Barreda Solórzano, ex presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, a quien yo denuncio públicamente en otra entrada de mi blog [teradatomoo.blogspot.mx/2013/05/luis-de-la-barreda-solorzano-y-el.html] por su deshonestidad en el manejo de dos quejas que presenté cuando era presidente de esa Comisión.

Como exhibí su doble moral y publiqué una réplica suya que le contrarrepliqué de forma puntual, dejándolo en ridículo como pretendido "hombre superior", el señor Trejo a partir de ese momento se ha obsesionado con mi blog, y por su falta de argumentos y razones me mandó un comentario insultante y mentiroso como nueva réplica, el cual pretende publique a pesar de su nulo valor argumentativo y de que él cuenta con diversos espacios en medios de comunicación establecidos. 

Entre otras mentiras para buscar descalificarme afirmó que soy un paranoico que “inventa persecuciones”. Después de que en Twitter mencioné su réplica insultante y denuncié el nuevo anónimo se vio obligado a mandarme un tercer comentario en el que trató de distanciarse de quienes mandan los anónimos, para mostrar que no era un miserable que se alegre porque quienes le antipatizan sean sometidos a ciberacoso, aunque moralmente él no sea muy diferente a quienes así actúan. Pero al mismo tiempo alardeó y se congratuló porque creyó que sus insultos habían tenido el efecto de alterarme como él se alteró cuando lo confronté personalmente con la corrupción de su amigo. Lo que pasó es que, mientras que quienes mandan anónimos son despreciables por definición y sólo merecen que se les ignore, el que una figura pública que pretende ser un "hombre superior" muestre la deshonestidad y doble moral del señor Trejo Delarbre y utilice un acoso muy real que he padecido para intentar desacreditarme, no pudo más que provocar mi indignación. 

Por eso digo que fui orillado por el señor Trejo Delarbre a presentar esta denuncia, para que su intento de desacreditarme como "paranoico", mentiroso y hasta "cobarde" no quede sin respuesta, y no pueda aprovechar más adelante mi silencio, producto del fastidio, para su desacreditación.

Si el señor Raúl Trejo Delarbre fuera un simple particular no me importarían mayormente sus mentiras y descalificaciones, pero como parece dispuesto a utilizar la credibilidad que ha obtenido como analista de medios para intentar encubrir al amigo corrupto y atacar al que lo denuncia no me sorprendería que luego abuse de su acceso a los medios de comunicación para repetir sus mentiras desde esas tribunas, sin darme el derecho de réplica que tanto demanda para sí mismo.

El señor Trejo afirma que yo “difamo” de forma impune a Luis de la Barreda con la entrada de mi blog en la que denuncio y exhibo a ese señor. Partiendo de que ustedes, la policía cibernética del DF, investigan toda forma de acoso y difamación en línea supongo que si el señor Trejo está realmente tan “indignado” como dice que lo está por esa supuesta “difamación” en línea que hago de su cercanísimo amigo (en realidad denuncia de la corrupción y doble cara de ese individuo), y convencido de que le asiste la razón y el derecho, le será útil contar con esta dirección de correo de ustedes para dar fin a esa supuesta impunidad mía si se decide a hacerlo. 

Aunque luego se queja amargamente de la censura, cuando otros no le publican sus insultos y mentiras…

Muy aparte de la opinión personal que me merezca el señor Trejo y su amigo, era importante mencionar todo lo anterior para que se entienda el contexto bastante politizado en el que los anónimos, incluido el más reciente, han sido enviados. Quienes enviaron el anónimo reciente nombran a los señores José Luis Luege Tamargo y Óscar Espinosa Villarreal, con sendos cargos de Presidente de la Comisión de Vialidad y Transito Urbanos de la Asamblea Legislativa y Jefe del Gobierno del Distrito Federal * cuando presenté en la CDHDF las quejas que ya he mencionado. Y quienes justamente serán mencionados más adelante en la entrada referente a De la Barreda Solórzano porque contra ellos se enderezaron esas quejas Exp. CDHDF/121/97/CUAUH/D0319.000 y Exp. CDHDF/121/97/CUAUH/D2261.000, respectivamente.

Por lo que no puedo saber si el anónimo es una “advertencia” para que no siga adelante con la publicación de la entrada del blog.

Espero la respuesta de ustedes, a fin de, como ya dije, levantar formalmente la denuncia. Me disculpo por presentar la denuncia de esta forma sui generis pero ya he explicado las razones. Expresamente solicito que de la respuesta que me envíen no se le envíe copia al señor Trejo Delarbre ni a ninguna otra persona, pues esa ya sería información que exclusivamente yo, el denunciante, debe de conocer en cuanto a una investigación que ya iniciaría formalmente y que debe manejarse con la secrecía debida.

Atentamente.

Tomoo Terada

NOTA: Por supuesto no voy a reproducir el anónimo. El señor Trejo Delarbre no me sorprendería que lo diera a conocer, pues ha encontrado almas gemelas.

*Me doy cuenta del error a posteriori, en realidad Jefe del entonces Departamento del Distrito Federal.



En Twitter:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta la buena conversación, sea personal o en línea, pero borraré sin contemplaciones cualquier insulto. Cuando he criticado a alguien siempre he mostrado las razones para hacerlo. Y jamás me he ocultado en el anonimato, como hacen muchos en línea.