Etiquetas

#AgendaDePeriodistas (1) #NoMeDigasGuapa (1) abuso policíaco (1) aclaración (1) acoso (1) AGN (1) ALDF (1) Alejandro Encinas Rodríguez (1) Alexandra Wallace (1) Alfredo Herrera Patiño (2) Alonso Lujambio (1) Angélica de la Peña (1) Animal Político (1) animalismo (2) anónimos (1) Argentina (2) Arthur Lee (1) asiáticos (2) Babelia (1) Bernardo Bertolucci (1) Blackface (1) Brozo (1) Cabecita negra racista y cobarde (3) Callo de Hacha (1) Canal del Congreso (1) Carlos Loret de Mola (1) CDHDF (6) censura (3) Chile (2) Christopher Domínguez (1) Christopher Tuckwood (1) Ciberacoso (1) CIDE (1) CIDH (2) CinePremiere (1) Cisen (3) CNDH (1) Comisión Bicamaral Canal del Congreso (1) Conapred (5) conflicto de interés (2) Consuelo Sáizar (1) Conte Biancamano (1) coreanos (2) Corina Courtis (1) corrupción en México (1) Daniel Bisogno (1) Daniel Moreno Chávez (1) Datos Personales (1) Defensor del Lector (1) Defensora del Lector (1) denuncia (1) Derechos Humanos (1) deshonestidad escritural (1) deshonestidad periodística (1) Dietrich Fischer-Dieskau (1) Digna Ochoa (1) Discriminación (1) Eduardo Bohórquez (1) Eduardo Medina Mora (1) Efectos secundarios (1) El huésped (1) El Mundo de Alycia (1) EL PAÍS (1) El Sol de Iquique (2) El Último Tango en París (1) El Universal (1) El vano ayer (1) Elena Garro (5) Elena Poniatowska (1) Elisabeth Schwarzkopf (1) Emiliano Zapata (1) Emilio Álvarez Icaza (3) Emmanuel Carballo (1) Enrique Peña Nieto (2) Epigmenio Ibarra (1) Es la Hora de Opinar (4) escritoras (1) espía (1) estereotipo racista asiaticos (1) Etcétera (1) Excélsior (3) Fabio Hua Fang (1) Feminismo (1) FEMOSPP (2) Fernando del Paso (1) Fernando Iwasaki (4) Final de Partida (programa TV) (1) Fondo de Cultura Económica (2) Forever Changes (1) ForoTV (2) fraude periodístico (2) Gabriel Zaid (2) Gonzalo Celorio (1) Google México (1) Guadalupe Nettel (1) Héctor de Mauleón (1) Helena Paz Garro (1) Hilda Téllez Lino (3) hipocresía (1) Humberto Musacchio (1) IFAI (4) Ingmar Bergman (1) intelectuales (2) intelectuales mexicanos (1) Isaac Echinedu (1) Isaac Rosa (2) Jacqueline Peschard Mariscal (2) James Cavallaro (1) Jan Martínez Ahrens (1) Javier Esteinou Madrid (1) Javier García-Galiano (1) Javier Tello (2) Jesús Rodríguez Zepeda (1) Joaquín Díez Canedo (1) John Lennon (1) José Antonio Aguilar Rivera (1) José Carreño Carlón (2) José Luis Luege Tamargo (2) José Luis Martínez S. (4) Jota (José) Linderos (1) Jota Linderos (1) Julio Cortázar (1) Julio Patán (1) La Razón (1) Laberinto (5) Laura H S (1) Leo Zuckermann (3) Letras Libres (1) Ley3de3 (1) leyenda urbana (1) lied (1) Lola Galán (1) Los Angeles Times (1) Love (1) Lucía Melgar (1) Lucy in the Sky with Diamonds (1) Lucy Vodden (1) Luis Buñuel (1) Luis de la Barreda Solórzano (6) Luis de Llano Macedo (3) Luis González Placencia (1) Marcelo Ebrard (1) Marco Levario Turcott (1) María Marván Laborde (1) Maria Schneider (1) Marlon Brando (1) Martha Lucía Micher Camarena (1) Martin Luther King (1) Metro DF (1) Michelangelo Antonioni (1) Milenio Diario (5) movimiento estudiantil 1968 (1) Nexos (3) Nicolás Alvarado (2) nigeriano (1) Óscar Espinosa Villareal (1) Pascal Beltrán del Río (2) Paulo Vannuchi (1) Paulo Vanucchi (1) Pedro Salazar Ugarte (1) Periodismo (1) periodismo declarativo (1) perro Clinton (2) perros primero (1) Pilar Noriega García (1) plaqueta (1) Priscilla Pizarro (1) racismo (8) racismo en México (8) racista (1) Rafael Cabrera (1) Rafael Pérez Gay (1) Rafael Tovar y de Teresa (1) Raúl Trejo Delarbre (2) Reforma (1) reseña (1) Ricardo Bucio (2) Ricardo Bucio Mújica (2) Ricardo Monreal Ávila (2) Rita Macedo (1) Roberto Escudero (1) Rodrigo Gutiérrez Rivas (1) Rosa Beltrán (10) Santiago Creel Miranda (2) Senado (1) simulación en México (1) Tamara de Anda (2) Televisa (1) Thomas Quasthoff (1) Toronto Star (1) Tracy Wilkinson (1) Transparencia Mexicana (1) Twitter (1) UCLA (1) UNAM (3) Virgilio Caballero (1) viveza criolla (1) Yahoo México (1)

sábado, 16 de octubre de 2010

Marco Albornoz



Te agradezco que me hayas ayudado a encontrar algunas erratas que no había percibido en mi texto de recepción de comentarios. Decidí no publicar tu primer comentario pues con este segundo implícitamente reconoces que el anterior sólo consiste en insultos.

Tengo que hacerte notar que escribí entre comillas lo de "argentino de mierda" (que no "agentino" como escribes tú), porque respeto mucho a los argentinos como Borges y Cortázar, tal como lo manifesté, y esas comillas tienen la finalidad de establecer que no estoy generalizando sobre todos los argentinos. Ni todos los chilenos. Tú no eres todos "los Sudacas", por utilizar tu propia expresión.

Tuve que enseñarles historia chilena a unos chilenos racistas, y por lo visto tengo que enseñarte a realizar lectura de comprensión de lo que tú mismo escribes.

Según tú, "no soy nadie", pero resulta que monitoreas mi blog y te tomas el trabajo de mandarme dos comentarios seguidos, el primero insultante. Ahora acabo de leer el tercero, también insultante. Y tu aliado, tu "hermano", el "ciudadano chileno de mierda" José (alias "Jota") Linderos se tomó el trabajo de intentar calumniarme y después quiso borrar las huellas de su bajeza.

Realmente me asombra que te hagas el ofendido por lo de "argentino de mierda" junto a tu nombre. Te remito a leer de nuevo nuestra polémica que tú de forma unilateral concluiste. Acabo de leer la mentira que pusiste en tu blog y ahora tienes el cinismo de enviarme de que yo fui quien dejé de participar en la polémica. Guardo el correo del último comentario que te envié y que no publicaste con el pretexto de la erística. ¿Por cierto, finalmente leíste a tu compatriota Corina Courtis para ilustrarte, como te lo escribí? Pues bien, publicaré ese correo censurado por ti, si es necesario, para exhibirte, igual que exhibí a Linderos. Y te reto públicamente a reanudar la polémica, si te atreves. Pero será en terreno neutral o publicando al mismo tiempo, para que no puedas huir de nuevo "erísticamente". Y sin "verborragias sarcásticas" para esconderte.

Para ti haber escrito "chino de mierda" en la dirección web de un texto sobre "Favio" (Fabio) Hua Fang, con su nombre bien claro ahí, según tú no había sido insulto ni expresión racista. Claro, según tú, los chinos si pueden ser "de mierda" pero no los argentinos, y menos uno con tu "viveza criolla" e inflado ego. ¡El mismo Marco Albornoz que escribe acerca de los "chinos de mierda" es el ofendido "argentino de mierda"!

¿No preguntas por "Clinton", de quien afirmabas que era "el único objeto de mi pre-ocupación"? Bueno, no es extraño, si me atribuiste falsamente que yo habría afirmado que el perro estaba muerto. Tú solo te exhibes y seguramente con estas conductas lograras que no sólo yo pierda el respeto por ti, el respeto que al principio te tuve como polemista.

Y para que veas, ahora no tienes el espacio de un comentario sino de toda una entrada que tiene como título tu nombre. Ninguna distorsión del mismo, del que afirmas en tu primer comentario que hay que pedirte permiso para usarlo cual si lo tuvieras patentado, ninguna afirmación acerca de ti que no sea verificable, ningún insulto (no me rebajaré a tu nivel). Ecce Homo simplemente.


2010/10/15 Ἀντισθένης

Ἀντισθένης ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La defensa animal como pretexto de la cruzada raci...":

"Me gusta la buena conversación, sea personal o en línea, pero borraré sin contempaciones cualquier insulto. Cuando he criticado a alguien siempre he mostrado las razones para hacerlo. Y jamás me he ocultado en el anónimato, como hacen muchos en línea."... No es que me sienta ofendido, no sos nadie, pero publicar "agentino de mierda" al lado de mi nombre se entiende por insulto, ¿no te parece? ¿Quién se oculta ahora en las moderaciones y des-promesas?


------------------------------------------------------------------------------------


A continuación mi comentario censurado, que Marco Albornoz ya no publicó, dando fin unilateralmente a la polémica, y que tengo en mi bandeja de mensajes enviados:

from Tomoo Terada
to Marco
date Wed, Aug 11, 2010 at 7:19 PM
subject Respuesta
mailed-by gmail.com

hide details Aug 11


Mira, si necesitas empezar a lanzar exabruptos acerca del recarajo y demás, sin duda sientes no sólo que te has ido a ese recarajo que mencionas, pues necesitas ocultar tu falta de argumentos utilizando incorrectamente las palabras erística, dialéctica y paidéctica (estas últimas, según tus mensajes, si es que no los cambias como ya se vio, serían intercambiables).

Hay que aclararle a nuestros posibles lectores que el anterior comentario y este actual han llegado desde mi correo personal al tuyo, pues empecé a tener problemas para ingresar mis respuestas (no te estoy responsabilizando y te consta que hasta te agradecí, en el intercambio de correos que tuvimos al respecto, lo que consideré honestidad tuya pero que ahora, después de leer tu última respuesta, considero mero "fair play"). A partir de ahora lo haré por esta vía, incluso para tener constancia del envío, utilizar cursivas y negritas al igual que lo haces tú, y poder poner enlaces por debajo del texto y sin necesidad de ponerlos aparte. Próximamente voy a escribir en mi blog sobre esta singular práctica de tus “hermanos” de combinar amor a los animales y racismo. Desde ahora estás invitado, honrando el “fair play”, a enviar tus comentarios, los cuales responderé si estoy en descuerdo, igual que lo haces tú aquí.


Por cierto que me sorprendió ver que, cuando quieres, sabes dividir en párrafos un texto, escribir de manera clara en lugar de las parrafadas sobre la "linguistería lacaniana" y demás. En fin, si tú quieres intencionalmente escribir mal (y eso que te identificas como escritor), de cara a los posibles lectores de este debate, a fin de confundir, sigue la estrategia de sofista que quieras.


Como única respuesta de mi parte al respecto cito a Ernesto Sábato citando a Antonio Machado:

Sábato: Sí, dije que cierta pompa estilística, que fue combatida por hombres como Borges, parecía entrar ahora en algunas formas de la vanguardia. Siempre recuerdo aquella parte tan graciosa de Machado. Juan de Mairena hace pasar al pizarrón al mejor alumno y le hace escribir: "Los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa". Luego le pide que ponga eso en forma poética, el chico piensa un momento y luego escribe: "Las cosas que pasan en la calle." Mairena lo felicitó. Claro, se podrá decir que una frase como "Las cosas que pasan en la calle" no es poesía. Pero la otra variante tampoco es poética: sólo es abominable.



Y vaya, al fin estamos de acuerdo en algo. Sin duda el perro no se lo hizo a sí mismo (sin duda quisiste decir herirse a sí mismo). En lo que estamos en desacuerdo es en que yo no sé si Fabio Hua Fang es inocente o culpable. En cambio tú, desde el principio, sin haber sin sido testigo directo de los hechos, al igual que yo, ya decidiste que es culpable porque así lo han señalado esos “hermanos” tan mentirosos (y nostálgicos de los nazis, según ellos mismos declaran) que tienes.


Y antes de continuar, una digresión, porque escribes que pretendo “esta plataforma (tu le llamas ‘mi modesto blog animalista´) para acusarlos”, a tus “hermanos”. Te recuerdo (lee más arriba o más abajo, según corresponda) que fuiste tú quien planteó el abrir un debate sobre este tema, y habría supuesto que alguien tan convencido de la justeza de su causa tendría forma de convencerme con sus claros argumentos o, si no, hacer evidente ante los posibles lectores de lo injusto y errado de mis acusaciones.


Yo no puedo por ejemplo, de ningún modo, obligarte a cambiar lo de “chinovsclinton”, pero lo que sí puedo es mostrar que es la expresión de una concepción racista tan enraizada que se toma por hecho normal. ¡No me digas que a eso le tienes miedo! Espero que tampoco tengas miedo a leer determinados libros, como, por ejemplo, Construcciones de Alteridad: Discursos Cotidianos Sobre La Inmigración Coreana en Buenos Aires (Eudeba, 2000) de tu compatriota Corina Courtis, que muestra la manipulación en la prensa argentina al referirse a la comunidad coreana referida.


Como ya me he alargado más de lo que considero deseable, me limito a comentar que el enlace que pones sólo demuestra la torpeza en defender su causa de tus “hermanos”, pues dos de los tres comentarios que se permitieron (cuando lo consulté los comentarios habían sido cerrados) -y eso sin incluir uno que fue borrado-, como respuesta al texto de la diseñadora gráfica Vero González Encinas, fueron más bien escépticos y críticos.


Saludos desde México, de un humilde practicante de la mayéutica.
-----------------------------------------------------------------------------------

Acabo de leer una nueva entrada en el blog del pobre Marco Albornoz. Ya que menciona a la masonería, resulta que ésta, en la Argentina, tiene como objetivos: "la exaltación y el perfeccionamiento de las más elevadas virtudes humanas". Creo que es evidente para el lector que Albornoz no representa esas cualidades.

Por supuesto que no volveré a participar en su blog, pues en lugar de insultarme debió de haber publicado el comentario censurado, para que fuera creíble su voluntad de diálogo.

Lo que sí, me tomaré la molestia de preguntar si alguien de la Embajada argentina en México quiere dar testimonio de que mi mensaje a Albornoz fue enviado y se encuentra en mi correo, en la sección de mensajes enviados, ya que muy cínicamente lo niega. ¡De pena ajena! Si aceptan, supongo que él no pondrá en duda la palabra de los representantes oficiales de su país.

Para que no quede ninguna duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gusta la buena conversación, sea personal o en línea, pero borraré sin contemplaciones cualquier insulto. Cuando he criticado a alguien siempre he mostrado las razones para hacerlo. Y jamás me he ocultado en el anonimato, como hacen muchos en línea.